viernes, 29 de abril de 2011

8.-Él; Razón de mi sonrisa.

Cuando has sufrido llevas sufriendo por la misma mierda ya bastante tiempo piensas que ya no hay salida. De que nada va a mejorar. Que siempre estarás jodida, y echarás de menos lo que nunca podrás tener. Pero un día. De repente, alguien entra en tu vida, con su sonrisa, con la manera de mirarte. Y te das cuenta de que ya es hora de que las cosas saliesen bien. De que puedas tener algo por lo que sonreír y con lo que soñar. Con quien no se te gasten los besos. Si no que con uno, necesites mil más. Que con solo uno, sepas que las cosa irá a partir de ahora bien. Perderte en una mirada, encontrarte en unos labios. Saber que ahora toca ganar. Entendiendo lo bonito de esta vida, sabiendo que más vendrá. Y quizás será duro ver como las cosas no van a ir siempre a tu gusto. Pero llega él un día, y te das cuenta de que lo tenías tan cerca que no lo veías. Y ahora. le sientes a tu lado, notas como cuenta sus segundos contigo. como el amor es algo bonito. y que aunque la gente diga mil cosas seguís fuertes. Le quieres y te quiere. Y eso, solo eso, es lo más importante. Intentando descubrir cada día cada uno un poco más del otro. Sin miedo. Solo dejarse llevar, como deben ser las cosas. No sentir presión, solo ansias de estar siempre a su lado. De oír sus " te quiero" en tu oído. Y sonreír. Cada día te quiero un poco más, y nada puede parar esto.

PD: A veces no quiero pensar, que si ti, tengo frío.

domingo, 24 de abril de 2011

7.- Hasta la última lágrima.

Caminando por las aceras mojadas, vas fijándote en tu alrededor, te hace sonreír pensar que algún día lo harás de la mano de la persona que compartirá tus risas, y tus lágrimas. Dijeron una vez, que quien te quiere de verdad, te hará llorar. Secando también tus lágrimas. No temas a llorar, porque tiempos mejores vendrán. Por eso, si algún día lloras, llora hasta que la última lágrima desborde, y así con los ojos secos de llorar. Levanta la cabeza de nuevo. Tiempos mejores vienen. La vida es una montaña rusa. Aprende a ver las cosas buenas, donde la salida es más oscura.

jueves, 14 de abril de 2011

6.- Sigo persiguiendo imposibles, sigo persiguiendote.

No tengo grandes cosas que ofrecerte, pero lo que tengo te lo doy. Quizás nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, es así como recoger un rosa y pretender no sentir sus espinas... Por eso muchos no conseguimos nuestro ideal, sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible... Pero llegaste un día a mi vida, entre un montón de gente donde tú y yo fuimos uno solo... Las miradas fueron nuestra forma de hablarnos y como si el universo se congelara y dejara de girar me perdí en ti... Desde entonces no existe nadie más que tú.

PD: Si tú, yo. Si yo, tú.

martes, 12 de abril de 2011

5.- Animas este día a día.

Hoy, de nuevo me has echo sonreír después de pasar un día de mierda... Hoy, con tan solo hablarme me has echo feliz. Aunque cada día me recuerdo a mí misma la paciencia que debo tener con todo. Lo que ya no existe, ni existirá. Ya que un día aprendí que nunca ocurriría nada más, que nunca volvería a conseguir el roce de tus manos. Te miro en fotos y me río inconscientemente al recordarte. Me acuerdo de cuando veía tu cara desde mi ventana y bajaba lo más rápido que podía para abrazarte. siempre riéndote de todo lo que hacía, y tu risa provocaba la mía. Me encantaba quedarme un rato mirando tu ojos, sintiendo tus miles de besos cortos sobre mi sonrisa. Me acuerdo de aquel día, a las 12 de la noche, los dos, tirados en el césped. Mirando las estrella, y la luna tan gigante que había. Pero me dí cuenta de que tú no mirabas el cielo, me mirabas a mi, y te pregunté porqué lo hacías. Tu respuesta me enamoró más de lo que estaba ya de ti: "Eres mi niña, más bonita que cualquier estrella o Luna..." Se hizo el silencio entre mis labios, y muy bajito te susurré; "Te amo".

PD: La vida sigue, los momentos empiezan y acaban. Pero los recuerdos son eternos.

lunes, 4 de abril de 2011

4. Suelo pensarte.

Lo cierto es que hoy no tengo ganas ni de escribir, han pasado tantas cosas cariño, no tengo ganas de contártelas todas, no merece la pena. Lo cierto es que nada ha cambiado sigo con la misma mentalidad que ayer, pensando que nadie me va a querer como tú me quisiste. Nadie me mirará en la manera en que tú me mirabas, cuando me besabas, o cuando me acariciabas. Hacías que todo fuese perfecto. Que cada cosa mala que me pasaba, la contrarrestaras con tus besos. Hoy miro a mi alrrededor y solo veo como tú ya no estás conmigo. Como todo me recuerda a ti, como quisera que todo fuese como antes, me quisieses. Como lo que tengo a mi alrrededor no valiese la pena. Solo tú y tú. Te quiero hoy, te quise ayer. Espero olvidarte mañana. Siempre serás él. El que me cuidó, el que me tuvo en sus brazos. Él, tú.

PD: Sin más, me callo de nuevo.

viernes, 1 de abril de 2011

3.- Las cosas siguen.

Buenas pequeño, ¿cómo vas hoy? Yo para que mentir, hoy voy mejor, voy avanzando, jamás pensé que avanzaría tan pronto. ¿Sabes? Conocí hoy a alguien a quien quiero seguir conociendo, pero tampoco consigo pasar de ti, es tan complicado todo... Se que pasas de mi, como tantas veces. Pero no puedo olvidarte completamente, no consigo que nada que hagas me afecte. Porque me duele ver lo que veo, me duele sentir lo que siento cuando te veo. Y aún así insistes, persistes en hablarme. No me hace feliz ver que ya no me quieres, no me hace feliz que tengas al lado tuyo una chica, a otra. Pero me da igual, estoy rehaciendo lo desecho, estoy volviendo a atar cabos, soy feliz así, o eso intento. Él es un chico simpático, agradable y sobretodo, buena persona. Cada cosa lleva su ritmo, yo le doy el ritmo que veo conveniente a cada cosa. Por eso me va bien ahora. Espero que sigas cuidándote como hasta ahora. Un beso. Te sigo queriendo.

PD: La vida sigue, yo no me paro.